Bienvenido

 

¿Qué es la vida?
Es una pregunta que, personalmente, me hago muy a diario.
¿Qué sentido tiene tenerla?
¿Qué tétrico suena a oídos desconocidos, verdad?
Así pienso yo, solo a veces, la mayoría por cierto…
Si quieres que te sea sincero, estoy escribiendo esto (que seguramente a ti te parecerá absurdo, estupido i monótono en esta vida) solo por que quiero contar una historia. ¿Y a mí que me importa? No lo niegues, es lo que estas pensando. La mentira es un arma letal para el ser humano. Sois una raza que se derrumba con una facilidad increíble, con tan solo una palabra ya pensáis que todo se acabo. Yo creo que os falta confianza en vosotros mismos. ¿Cuántas veces habrás leído esto? Seguro que ya has dejado de leer. No mientas… Puede que esto lo hayas leído muchas veces, pero este texto es especial. ¿Qué por que? Pues simplemente por la razón de que lo estoy escribiendo yo. Cuantas cosas estarán rondando ahora por tu cabeza…preguntas (sobre todo) dudas, tal vez… Yo soy un ser libre de pensamiento. Eso me permite plasmar todo lo que quiero, bueno o malo. Pero eso a ti no te importa, ¿verdad?
No creas todo lo que veas. De momento, me haces falta. ¿Qué are contigo hasta entonces? Quien sabe. Ahora que lo pienso, aun no me he presentado. Tampoco tenia la intención de hacerlo, creo que no es el momento, alguna vez lo are, no te preocupes (¿Has vuelto a pensar en el “y a mi que”?) Sin embargo, y pese al placer que encuentro en hablar de mi, creo que ha llegado el momento de callar. Tengo unos asuntos que atender y no puedo estar perdiendo el tiempo contigo eternamente. Recuerdo, sin embargo, que tenemos un asunto pendiente. Te pregunte no hace mucho (Unas linias nada mas, por si no lo recordabas.) que haría contigo una vez que no me hicieras falta como receptor del principio de esta historia. ¿Lo recuerdas o quizás prefieres no recordarlo? Hoy es tu día de suerte, mi queridissimo receptor: esto solo acaba de empezar. Pero cuidado con lo que haces. Estaré cerca de ti. Seguiré tus pasos. Tal vez en este momento estoy en tu espalda, acechándote. ¿Y todo para que? Ay, cuántas cosas en la eternidad no tienen una explicación clara. Supongo que me resultas simpático. O acaso me resultas más necesario de lo que piensas. Sea como sea, por hoy he terminado. Nos veremos antes de lo que crees, mi astuto receptor.

Anuncios

3 comentarios

  1. Debes mejorar la ortografía. Chao

  2. Es muy misterioso todo esto…mmmm…me intriga!

  3. Mucho palabrerío y no veo nada…¿qué pasó??…nos olvidamos del blog o qué???


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s